Blogia
Una Biblioteca para mi Pueblo

INFORME DE ORIOL Y DARIO, BRIGADISTAS CATALANES

INFORME SOBRE EL TRABAJO REALIZADO EN LA BIBLIOTECA DE QASANQAY (PERÚ)

Oriol Granero y Darío Ill

 

SITUACIÓN PRELIMINAR

Qasanqay es una comunidad campesina situada en el  distrito de Vinchos, provincia de Huamanga, departamento de Ayacucho, Perú a unos 4.000 metros sobre el nivel del mar. En dicha comunidad habitan unas 40 familias, es decir, unas 130 personas. Tiene una escuela de educación primaria y otra de educación secundaria, en ambos centros acuden escolares de comunidades cercanas.

La biblioteca comunitaria de Qasanqay tiene aproximadamente 1.000 ejemplares. Es fruto de una iniciativa del Voluntario de la AEH, Asociación Educativa Hispanoamericana, Ismael Soto Sicha y ha sido entusiastamente promovida por el Movimiento Indio Peruano (MIP) y por la Asociación por la Tasa Tobin y la Acción Ciudadana, AttacPerú. También ha donado libros la Biblioteca de la Universidad Ricardo Palma y el Boulevard de la Cultura Quilca.

La biblioteca se ubicó en el espacio de la Ludoteca de la comunidad, la cual se trasladó a otro lugar. Al entrar en la biblioteca nos encontramos con una habitación vacía a excepción de unas 10 cajas de cartón que contenían libros y dos computadoras.

TRABAJO REALIZADO

El primer paso fue conseguir el material y los muebles necesarios para organizar y acondicionar la biblioteca. Lo primero que hicimos fue pedir a la casa comunal una mesa y unas sillas para poder trabajar cómodos. Posteriormente hacía faltar conseguir unas estanterías, eso fue más complicado pues la casa comunal solo disponía de una pequeña. Así que, con unos adobes y unos tablones que nos dieron en la escuela, pudimos montar una estantería provisional, la idea es que más adelante se instalen estanterías más estables y duraderas.

Ya con un buen acondicionamiento para el trabajo nos dispusimos a abrir las cajas, sacar los libros que contenían e instalar las computadoras (finalmente ninguna de ellas funcionaban por algún fallo de maquinaria o software). Cada libro tenía ya una tarjeta propia destinada al préstamo del mismo. En estas etiquetas tienen la finalidad de dejar registrado el nombre del libro, la fecha de salida, el nombre del usuario que toma el libro en préstamo y la fecha de devolución del documento.

Realizamos una clasificación y ordenación por materias bastante sencilla, sin seguir ninguna clasificación decimal, ya qué no disponíamos de ninguna, pero que a nuestro parecer podría ser la más adecuada para las necesidades de la comunidad y de los futuros usuarios. Después de la clasificación, empezamos a tejuelar cada libro en tres colores diferentes, dentro de cada color, escrito en el tejuelo, las siglas de la tipología más concreta del documento con el fin de que fuera fácil reordenar los documentos después de un préstamo y que no se mezclaran:

 

·      COLOR AZUL: LITERATURA            TEJUELOS     

 

o     Literatura Universal                 LU

o     Literatura Española y Latinoamericana  LE

o     Novelas de Terror, Policíacas y Misterio  NT

o     Literatura Peruana       LP

o     Novelas de Aventuras y del Viejo Oeste  NA

 

·      COLOR AMARILLO: ENSAYO

 

o     Ensayo (Filosofía, Historia, Deporte, Política)  EN

o     Perú (Historia, Política, Costumbres, Derecho) PE

o     Biografías       BI                               

o     Sexualidad       SE

o     Matemáticas, Física Química e Informática MA

 

·      COLOR ROSA: INFANTIL, JUVENIL Y EDUCATIVO   IN

 

El mismo día de acabar de tejuelar los libros de la biblioteca, por la tarde reunimos a los que serian los responsables de la misma (profesores de la escuela y tres comuneros)  para comentar como debía de ser su futuro funcionamiento y las funciones que había que realizar en el futuro. Esa misma tarde dos personas se llevaron en préstamo dos libros de la biblioteca. Sin duda alguna la biblioteca de Qasanqay empezó con buen pie.

 

TRABAJO PENDIENTE PARA UN FUTURO

Es necesario un mayor aporte de libros infantiles y juveniles, primeramente porque la biblioteca tiene muy poco libros de esa categoría y en segundo lugar creemos que los niños son los mayores usuarios potenciales de la biblioteca. Por eso, creemos que es imprescindible, que se inicien campañas de recolección de libros infantiles a través de instituciones o personas anónimas para aumentar la colección de la biblioteca de Qasangay.

Estrategias de  de estimulación a la lectura. Una vez que la biblioteca contenga más libros infantiles y juveniles sería positivo que desde los centros educativos se motivara a los estudiantes a hacer uso de ella, ya sea por la lectura de novelas o para el uso de libros de consulta y de referencia. Así como realizar talleres de lectura también para la población más adulta.

Revisión temporal (cada dos años por ejemplo) por parte de especialistas y técnicos en bibliotecología de la biblioteca, para comprobar cuál es el funcionamiento de la biblioteca y corroborar que la evolución es la correcta. Además, si hace falta, se deben hacer tareas de reorganización del fondo documental.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres