Blogia
Una Biblioteca para mi Pueblo

¿QUÉ ES UN LIBRO? (Segundo Informe de Kristel)

Taller dirigido a docentes “Historias sin fin" Aproximaciones a la literatura para chicos y también para grandes

Informe de Kristel Best Urday

 

Artículo 22

 

Jamás se le atarán las alas.

El viento es su compañero de aventuras

Y su mejor tutor.

 

Declaración de amor o los derechos del niño

Arturo Corcuera

 

 El día jueves 3 de septiembre realizamos el taller “Historias sin fin" Aproximaciones a la literatura para chicos y también para grandes. Estos encuentros estuvieron coordinados por las Brigadas Internacionalistas Solidarias para el Fomento y Desarrollo de Bibliotecas y Archivos y la Gerencia de Educación, área de Coordinación Educativa de la Municipalidad de Miraflores[1].

Se realizaron tres talleres en los cuales participaron docentes de los niveles inicial, primario y secundario y promotoras del programa de estimulación temprana. Las participantes provenían de las siguientes instituciones educativas: I.E. Inicial Nº 42 Elizabeth Espejo Marroquín, Municipal Santa Cruz, Aurora T. de Castro Iglesias, I.E. Primaria Manuel Fernando Bonilla, I.E. Integrado Juana Alarco de Dammert, I.E. Inicial Nº 15 Virgen de Lourdes

El taller propone aproximarnos a la literatura infantil y juvenil, a través de la observación, la exploración, la lectura y el juego. El taller parte de la premisa de que la docente debe amar leer para que las niñas y niños puedan descubrir los libros y amar la lectura. Propusimos aproximarnos al mundo de los libros y de la lectura a través de la literatura. Entendiendo, literatura como el arte de las palabras, que transforma la realidad a través del lenguaje.

 Por ello, nos lanzamos a explorar los libros dispuestos en la mesa, pero antes en un papelito cada una respondió a la pregunta ¿qué es un libro? [2] Los libros sobre la mesa eran diversos, en su mayoría ilustrados. Luego de presentarnos entre todas y todos, por unos minutos observamos y ojeamos los libros. Después los comentamos, sus características, qué nos llamó la atención, qué nos gustó, qué no nos gustó.

 Los tres grupos coincidieron en que no eran libros convencionales y que eran nuevos para ellas. Les llamó la atención su colorido y resaltaron la fuerte presencia del lenguaje plástico y cómo algunos libros no contaban con texto escrito. A partir de esas observaciones señalamos cuestiones básicas: varios de los libros para chicos están escritos con dos lenguajes, el verbal y el visual, que ambos lenguajes narran la historia y sugieren sentido y significados; estos libros en donde tanto el lenguaje escrito y el visual se complementan se les denomina libro-álbum.

 Así, en el taller del jardín Nº 42 nos concentramos en leer libros con poco o casi sin texto escrito, para poder explorar el lenguaje visual. Leímos Oink, a través de imágenes y de onomatopeyas narra un episodio de la vida de una mamá chancha y sus chanchitos. Y Los botones del elefante, que es un libro sin palabras, los dibujos van encadenando una historia fantástica. Leímos el libro Uno y otro, que juega con los opuestos y los pronombres indefinidos (los personajes son uno, otro, alguien, todos, nadie, etc.).

En este primer taller el énfasis estuvo en recorrer los libros, ver sus características generales y sobre todo leer el libro como totalidad, tomando en cuenta tanto el lenguaje verbal como el lenguaje visual. Pensando que las maestras tienen la labor de introducir a los chicos al mundo de las palabras, no sólo como voz sino como escritura. Entonces estos libros permiten que el lector sea el autor de la historia, pues le pone palabras a las ilustraciones y cada quien tiene la posibilidad de crear con sus propias palabras.

 Fue una breve aproximación, finalizamos el taller leyendo poesía y compartiendo nuestras definiciones de libro.

 Al taller de la mañana asistieron docentes de primaria e inicial en su mayoría, de secundaria sólo una y el grupo de estimulación temprana. Este grupo fue muy entusiasta y participativo. La dinámica fue la misma, pero tuvo sus particularidades. En este caso, leímos fragmentos de los artículos “La imaginación en la literatura infantil” del escritor italiano Gianni Rodari y “Buenas y malas palabras en los cuentos para chicos” de la escritora brasileña Ana María Machado.

 En ambos artículos se reflexiona sobre el poder del lenguaje para transformar la realidad, siendo la literatura la posibilidad del encuentro entre realidad y fantasía, imaginación y juego. A su vez, leímos otros cuentos: Me gustan los libros de Anthony Browne, El ratón más famoso de Istvansch, ¿Qué le pasa a mi cabello? de Satoshi Kitamura. Hablamos sobre lo que implica la lectura para los chicos y chicas de secundaria: leer de manera obligatoria obras clásicas.

 Al respecto, conversamos acerca de la importancia de enmarcar cualquier obra de arte en su contexto social e histórico de creación, para poder generar curiosidad entre los lectores y ayudar a la comprensión de lo leído. Por otro lado, señalamos que la escuela es la gran oportunidad para que niñas y niños, chicas y chicos se aproximen a la lectura y a la literatura. Oportunidad que tal vez fuera de la escuela no se les vaya a presentar.    

 El taller de la tarde fue un poco accidentado porque empezó tarde, había mucho ruido del ambiente y al parecer las docentes estaban agotadas por la jornada de trabajo. Sin embargo, pudimos trabajar, leer y reflexionar. En su mayoría eran maestras de nivel inicial, ellas se detuvieron en la relación de los valores y la lectura, el aprendizaje y la lectura.

 Varios de los libros utilizados en el taller son extranjeros, cuentan con muy buena calidad literaria y editorial. Varios de estos libros se consiguen en algunas librerías de Lima. La procedencia de éstos y su calidad fueron un tema de conversación. Puesto que, los libros son artículos caros, que por su precio se tornan un lujo o un privilegio. En este punto, fue que resaltamos la importancia de las bibliotecas, pues éstas nos permiten tener buenos libros para varias personas, tienen un destino solidario porque siempre va a estar en manos de algún o alguna lectora.

 Las maestras de inicial comentaron que cada una de sus aulas tiene una pequeña biblioteca, pero que está conformada por los cuentos clásicos y en malas ediciones. Al respecto, señalamos que importante contar con las versiones más fidedignas de los cuentos clásicos, pues los chicos merecen lo mejor para ser motivados. Contaron que los padres son quienes proporcionan los libros y que buscan los más baratitos y los más accesibles, los que encuentras en cualquier librería de útiles escolares. No es por menospreciar ese gesto, pero si se juntan esfuerzos, entre varios padres de familia en vez que cada uno compre un librito de mala calidad, entre todos compren uno o dos buenos y así poco a poco se va creando una biblioteca con otro perfil.

 Además las maestras señalaron su desmotivación al siempre tener que recurrir a los mismos libros, con más razón deben ser otros libros y esos otros libros se consiguen mediante una búsqueda, una exploración permanente. Entonces, el factor económico no puede ser una limitación determinante, no deja de ser una limitación pero que se puede sobrepasar con el trabajo de todos. Entonces, es importante que tanto las maestras como los padres se introduzcan a la exploración y búsqueda de literatura y libros para sus hijos/ as y alumnos/as.

Esta exploración puede inspirarse en la premisa de que los libros no son objetos accesorios ni de lujo ni de privilegio (aunque nuestra realidad nos lo afirme todo el tiempo), sino son objetos culturales que nos pertenecen y que tenemos derecho a acceder a ellos, a elegirlos, a disfrutarlos, a aprender, a compartirlos.

 Otro aspecto a reflexionar es acerca de la relación entre la inculcación de valores y la literatura. Las docentes señalaban la función o utilidad de los libros para la transmisión de valores. Este es un punto polémico, ante todo la literatura es un arte. El arte tiene ese poder de cuestionarnos y de introducirnos a otras dimensiones de la realidad, de la vida. El arte sugiere y la lectura e interpretación que cada lector/a haga es única, pues parte de su mirada, de su experiencia, de su subjetividad.

 Entonces, tal vez pensemos la lectura, la literatura, el arte como la posibilidad de ser más autónomos, más libres en relación a cómo interpretamos el mundo, a qué sentidos les damos a las cosas. Si proponemos una lectura desde qué valores nos inculca, se corre el riesgo de uniformizar las miradas de los chicos y chicas, de limitar su imaginación y sus palabras y sus pensamientos y sus sentimientos.

 En un taller una docente comentó que a ella le gustó un libro en especial porque cuenta historias populares del Perú. A partir de esto es importante señalar que hay muy buenos escritores peruanos de literatura infantil y juvenil. A pesar que es un aspecto que no pudimos abordar, en nuestro país hay infinidad de literatura oral, que nos rodea, que nos envuelve, que encontramos en todas partes. Entonces, una forma de leer es también escuchándonos contar dichas historias que provienen de nuestros padres, tíos, abuelos, vecinos.

 Finalmente, la parte que resultó más interesante fue dar lectura a nuestras propias definiciones de libro. Algunas parten de una mirada personal y emotiva, en la cual el vínculo entre la persona y el libro es lo que prima; otras definiciones fueron más objetivas, las cuales ponían énfasis en la utilidad del libro como objeto portador de conocimiento. La diversidad de las definiciones es elocuente, pues nos hace pensar en la diversidad de nuestras miradas, pensamientos, pareceres.

 El proponer esta actividad tiene como intención develar los diferentes sentidos, significados y lugares que ocupa el libro en nuestras vidas, qué percepciones tenemos acerca de este objeto, si nos es ajeno o no, qué nos vincula a éste, si sólo lo meramente utilitario o una intención personal. En fin, esta actividad sugiere muchas reflexiones, que ante todo derivan en ¿qué lugar ocupa el libro y la lectura en nuestras vidas? Por otro lado, nos hace recordar la definición anti-solemne de Gianni Rodari, el libro es un juguete.

 

¿Qué es un libro?

Un libro es una posibilidad de conocer, aprender, de transportarse, a través de escritos y figuras. Gladys Guzmán R.

Un libro es medio que sirve para informarse, para entretenerse y para que podamos consultar. Rosario Small.

Un libro es una herramienta. Util para el aprendizaje, que permite el ingreso a un mundo de conocimientos, de fantasia

El libro es un material de importante apoyo e interés

Es un instrumento y/o medio para poder consolidar un aprendizaje. También sirve para propiciar hábitos de lectura incorporando palabras al lenguaje

Es un texto de palabras donde hay reseñas históricas que pueden ser motivadoras para leer

...

El libro es un instrumento instructivo, educativo, formativo, guia, enseña, etc.

Un amigo que te “enseña”, que te lleva a lugares y situaciones impensables. Lilibet

Es un instrumento, un conjunto de hojas impresas que expresa un conocimiento, una ayuda. Es un medio de comunicación escrito que ayuda a responder inquietudes.

Un compendio de información, donde uno viaja a través de diferentes historias y obtiene muchos conocimientos.

El poder porque simboliza el conocimiento.

Es un vehículo porque a través de él puede conocer el mundo.

Es nuestra historia registrada por los siglos de los siglos. Vicky

Un libro es una diversidad de palabras, dibujos, colores, etc. que despiertan a la creatividad, a la imaginación, al recuerdo de imágenes vividas, pasadas, que fluyen dentro de nosotros por siempre. El libro nos alimenta emocionalmente.

Es algo que me hace sentir acompañada, me divierte y hace que funcionen en mí otros procesos: Comienzo a relacionar, me imagino que estoy dentro de los personajes, además me aguanta todo: buenos comentarios y malos. También me invita no sólo a leer sino a escribir.

El libro es un instrumento para aprender, maravilloso. El libro nos llena mucho cuando lo leemos, nos hace crecer como persona.

Para mi un libro es algo mágico que me transporta a las vivencias, relatos que propone el autor, pero dando rienda suelta a mi imaginación, me encanta leer. Teresa

Un libro es un instrumento que nos ayuda, orienta y sobre todo enseña siempre algo nuevo

Es un texto que te brinda en algunos casos:

-         Conocimientos

-         Fantasía

-         Diversos sentimientos (tristeza, alegría, temor, etc.)    

Un libro para mí es: Un baúl de sorpresas, emociones y conocimientos por descubrir.

Un libro es una fuente de información, de recreación (es también) una comunicación entre el autor y el  lector.

En la actualidad encontramos no sólo  libros impresos sino también los libros digitales

Es un medio de comunicación donde hay interacción entre el autor y el que lee el texto.

Es donde podemos encontrar textos de alguna historias, cuentos, y que es un medio de comunicación escrita.

Es nuestro amigo que nos ayuda a imaginar y descubrir lugares, animales, personajes (fantásticos) etc.

Un amigo que me lleva, transporta a lugares diversos y que me enseña con lo que contiene en sus páginas.

Es mi amigo que me cuenta cosas de mi interes me hace sentir muchas veces feliz, otras tranquila otras sorprendida e intrigada y cada día las tengo mas cerca de mi

Un libro para mi es una aventura maravillosa hacia lugares, situaciones, ocurrencias, romances, nuevas cosas, que no podrían ser si uno las deseara.

Es una serie de páginas que transmiten conocimientos, imágenes, etc. y que favorecen los aprendizajes

En un libros están escritas una serie de información que nos ayudan aprender, conocer.

Es una ventana abierta a otros mundos. 



[1] La presencia de Nelly Machaca fue muy atenta y de gran apoyo.

[2] Esta actividad forma parte del manual de enseñanza de la literatura y de la experiencia peruana “Libros, un modelo para armar” (http://proyectolumpa.blogspot.com ). Y los talleres están alimentados de la experiencia colectiva “Libros animados para y para grandes” (www.lagrieta.org.ar )

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

LAURA -

Fue super interesante, Kristel, celebro haber podido asistir a uno de tus talleres, pues transportas a quien te escucha a un mundo de fantasía e atracción por los libros.
Recuerdo que guardé mi papel sobre mi definición de libro y también quiero compartirla, recuerdo tu pena por no haber podido recoger los papeles del primer grupo (el tiempo nos comió, verdad). Yo puse:
"Un libro es aquello que leemos y que encierra historias emocionantes que nos ayudan en nuestro aprendizaje. Puede ser físico o electrónico". No pude evitar una coletilla de documentalista, jeje.
Un abrazo amiga brigadista,
LAURA SÁNCHEZ (BRISAL madrileña en Perú)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres